Cuando el cansancio te llega y la inspiración se va

Después de casi dos años sin escribir en mi blog, ¡he vuelto! Esta vez con una historia que platicar acerca de lo que he vivido las últimas semanas y que quizá mucho de ustedes han vivido pero nadie quiere hablarlo, muchos menos publicarlo.

¿Alguna vez has creído que todo lo que haces es en vano? ¿Has sentido que nada te inspira y que todo va mal con los planes que tenías? Pues el asunto es que muchos pasamos por esto, la vida diaria a veces nos arrastra y se lleva nuestra inspiración como si un torbellino hubiera pasado sobre nosotros.

En los últimos meses he estado trabajando en el desarrollo de mi marca personal (Ya les platicaré todo el proceso que he tenido), entonces, pues me encontré con la sorpresa de que tenía más cosas que ver, que cuidar y de repente se mezclaron los sentimientos de miedo, desanimo, el cuestionamiento de ¿Mimi, estás haciendo bien las cosas?

Incluso llegué a pensar que a nadie le gustaban ya mis fotos, ni nada de lo que pudiera hacer, sin duda, sentía que todo estaba mal. Es una sensación horrible, que claro no dura todos los días, ni todo el tiempo. Es algo intermitente, pero se puede ir fácil, se los prometo.

1. Respira profundamente

Sí, es lo primero que debemos hacer, sacar toda esa sensación abrumadora y también con ese respiro tratar de eliminar los pensamientos negativos que no nos dejan avanzar. La verdad, a veces nos saboteamos nosotros mismos.

2. Que todo se te resbale

Muchas veces nos llenamos de comentarios negativos de otras personas, lo que escriben, lo que publican, lo que comparten, pero es que quizá ni siquiera es para nosotros, pero caemos en las redes de la ola hater que a veces tenemos que enfrentar. Y si, tenemos que relajarnos, no, nos pongamos el saco, que no importe lo que digan los demás. Concéntrate, en ti, en tus cosas, en quien quieres ser.

3. Haz lo que te gusta hacer

Todos tenemos un hobbie, algo que nos desestresa de la vida diaria, ese algo que quizá muchos no saben ni siquiera que nos gusta hacer, por ejemplo, ve tus series favoritas, otros pueden salir a correr miles de kilómetros, otros cocinar, lee un libro, ese algo que te haga sonreír y cargarte de buenas vibras. Muchas veces estas actividades, nos ayudan a abrir nuestra mente y volver a crear. En mi caso me ayuda a abrir mi mente para hacer fotografías.

4. Escucha música

Quizá suene muy trillado, pero es una realidad que la música cambia nuestro estado de animo. El cantar esa canción a todo pulmón que nos pone de buenas o que hasta la escuchamos a solas por ser gusto culposo (Yo lo hago, jajaja) o esa canción que nos recuerda a alguien. No sé, ustedes saben cuál es esa canción.

5. Comparte momentos con amigos

Y finalmente, siendo para mi una de las cosas más importantes, el ver a personas que siempre aportan algo a tu vida y que comparten una misma pasión ayuda muchísimo. A mí me ha pasado, que voy con las pilas bajísimas a "tomar fotos" y el hecho de reinspirarte con tus amigos que también hacen lo mismo que tú, y que sin querer te recuerdan lo qué haces, el por qué le gusta a la gente y te hacen sentir que todo el esfuerzo que pones, vale la pena, que por ahí existe aunque sea una persona a la que puedas inspirar, no tienen idea de lo poderoso que es para cambiar un estado de animo.

No saben lo poderoso que es a veces el que te hagan sentir que todo va bien, que alguien te impulse a seguir adelante y que sin querer se da solo, palabras mágicas que abren nuestra mente.

Así que si algún día creen que se sienten que todo lo que hacen esta mal, que no tienen inspiración y son los peores, recuerden que siempre hay alguien que podemos inspirar, que muchas veces ni siquiera lo sabemos, pero detrás de la pantalla nos ven.

Un beso,

Mimi

#inspiración #instagram #fotografía #tips

Recent Posts
Archive
  • Facebook - Black Circle
  • Twitter - Black Circle
  • Instagram - Black Circle

Copyright © 2018 | Noemí Velarde